Día libre

No soporto ese sol que entra por tu ventana. Me despierta así insolente y me tapo con tu almohada. La lata de tomates que dejaste apoyada en la butaca en la que te sentaste ayer mientras no hacías nada, ahora la necesito y está insolada. No hagamos fideos entonces mejor pidamos empanadas. Mejor pidamos helado y metamonos en la cama. El pronóstico me dice que si descanso, soy más mansa. Que si me rindo al destino después no pasa nada. No tengo ganas de jugarte, mejor si silencio el habla. Poquitas veces me surge, la sensación de estar calma. Y vos qué pensabas que era? me gritaban en la cancha, en el taxi y en la cuadra. No sé bien si era algo, o culpaba al montacargas. Qué campaña que me hizo y no me enoje ni nada. Seguí caminando tranquila. Me movía en cuadros y no mostraba . 

Ahora viste como son todos no? quieren saber y saber pavadas. No es que no sea importante pero tampoco una montaña como para hacer algo enorme, de una chiquillada . 

Prendo la luz? ya es de noche. Y me salieron unas llagas. Acá mira, en el borde….mira adentro de mi boca y nada….No tenés nada me dice. Mejor quedate callada. 

Se va y después vuelve con toda ropa planchada. Yo ya medio entredormida me destapo y rumeo como una vaca. Ese placercito del colchón que te sostiene la espalda. Ese aroma de horas libres para llevarlas a las sábanas . 

Me quedo despierto un rato… grita desde la persiana toda rota, sucia y destartalada. Mañana te cuento me dice, porque no tiene que ver con nada. 

Sumerjo la cara bien profundo en el hueco ese contra la pared y qué ganas.  Duermo profundo. Quien quiera verme que no se vaya.

F.K. 

Atropellos

​Palabras despiertan como un volcán. Y ya no saben qué decir, más bien sueñan con volar al centro de la tierra. 

En un mundo indefectiblemente errático donde lo justo se hace cada vez más difuso. Donde el frío del cemento destruye la muralla que nos separa. Aunque sea tan sólo un fragmento abstraido del subtexto. 

Peyorativamente derrite las horas inconclusas en un cálido amanecer de playa. Tuya sea la incoherencia nunca jamás repetida. 

Profeticamente intuye el zumbido dormido bajo un manto de arañas. Agallas hacen falta. Tantas que ningún eslabón de la cadena resista el más mínimo e inclemente golpe. 

De a ratos se sueltan las palabras que atropellan los sueños.

F.K.

De antes 

¿Alguien sabe del dolor que gime en su pecho por las noches? 

¿Alguien sabe de los miedos profundos que moldean su cuerpo? Esos que intenta cubrir con bocados de comida.

En la perpetuidad de su infancia violenta y oscura le siguen los pasos del alma maldita azotando sus días.

Juguetes de piedra encadenados a un árbol solitario. Deshace en sus ojos las lágrimas inocentes del niño hecho hombre.

Nubosa tarde cubre el paisaje recordado. Instantes repentinos. Salvajes amores de antes.

Hubiera sido diferente pero no se elige un destino. Más bien es lo que duele lo que nos hace grandes.

F.K.

Todo este viento

Esa certeza que odio ineludiblemente me lleva a querer saber si tienes razón. En el fondo tus descuidos son espontáneos. Espasmos cortos y dolorosos que ahogan uno a uno esos besos fríos que guardo.

Veo esos cuentos todo el tiempo cuando tus actos gritan debilitando mi mente quieta. Húmeda recién pintada de blanco a los modos delicadamente ciertos. 

Pregunto y me abraza. Pregunto y no sé que responderme. Todavía baila bajo sus ruedas. Busca creer que lo único que me pregunto es para alguien. 

Concentrado en su temperamento paranoico y a la defensiva. Te envuelven las combinaciones posibles de identidad. 

Imperfecto sujeto anhelando que la estirpe noble salve tu sangre. Precipicio acompasado por el repique del temporal que murmura voces de todo este viento. 

F.K. 

Dónde empezar 

Tus ojos quietos que transcurren. Algo cambia desde que los veo.

Improvisando errores de catálogo. Como un caracol aficionado a los rastros inertes….. Parada frente a ciertas propuestas de todo este lugar impreciso.

Suspendida por el fuego de las vidas que no tenemos.

De a ratos los excesos. Confusión mental, los delirios alegres de la estupidez. 

De dónde viene la verdad? Deficiencia o perturbaciones esclarecen bajo un ímpetu dorado que hunde. 

Impulsos de complicidad,  de ausencia desmedida. Confieso que me abstraigo, caigo en una marea insaciable demasiado lejos. 

Ahora bien, dónde empezar. Lógicamente me he perdido en el arte de cuidarte. 

F.K. 

Inminente 

Creo que ya has estado demasiado tiempo. Sólo quiero saber cuando te irás.

Si el viento no deja de tocarme cada vez; siento que no soportare más sus rimas . 

Infinito silencio que imagino destruir en una burla pausada.

Retomemos desde aquí. Sólo ahora podremos cuidar el paralelo borde que nos cerca.

Te observare dormir hasta que mis párpados mueran. Hasta que el castigo de tu partida deje una grieta en mi cuerpo . 

Perdura la esencia maldita. Brota la distancia inminente . 

Líneas protegidas. Cuántos segundos de belleza regresando al partir.

F . K .