Bosques

En el extremo del bosque que contiene los cerezos, se depositan los subversivos versos atados que desenmascaran al ángel.

Sonido circular que rebota frente al paredón dorado del cielo que, en su tranquila inmensidad, aparta nubes fugaces.

Ruina predominante absorbe ciudades en llamas.

Ver en el trasfondo de un río cuando huyen poco a poco todas esas brisas que lo acallan.

Se crean movimientos. Algunas serenas migajas, ahuyentan hilos entretejidos de escamas.

Placer nunca más oído. Bullicio entre las sombras de las plantas.

F.K.

Anuncios

Camuflarse

Camuflarse para ocultar, para defenderse.
Mezclarse en la naturaleza, mundo incierto, impredecible.
Camuflarse para volver a ser uno mismo.
Para sobrevivir a las heridas. Tapar las cicatrices escondidas del dolor.
Camuflarse para luchar desde lo chiquito.
Desde un espacio inhabitado.
Para llegar y poder irse.
Para poder dar pelea a las espaldas. Para envisionar el mañana.
Camuflarse para no perder la esencia, preservar y mirarse desde dentro.
Observar, la distancia de lo tremendamente ilusorio.
Camuflarse simplemente, para no perder la humanidad.

F.K.

Mariposas

Es casi como un delirio que se atasca en el horizonte.

Fuego incesante despega el suelo que descama de a poco sus olores.

Gritos como flores con aroma a postres, teñidos de balcones abiertos.

Podremos como las aves migrar a cielo abierto. Nadando en el viento liso pisando escombros.

Recubren vuelos aquellas mariposas destinadas a amar sin tiempo.

F.K.

Idiota

Intentando te quedes en mi vida.

Sensaciones,

que se recrudecen en la noche.

Cuando interpretas,

sueño con los silencios.

Si deseabas verme llorar…

mis lágrimas han sido de abatida.

Cuando duele,

simplemente entro en un mundo,

donde me he quedado sola.

No vivir en el presente,

se convierte en la esclavitud del idilio.

Crees saber tanto en tu razón.

Puedes creer aún,

en esa verdad.

Pero ver, implica desnudar un alma.

Recorro un pueblo desierto,

donde los ángeles,

no han llegado.

Un suspiro en el oído me conmueve.

Y vuelvo,

al calor de tus manos.

Desahogo las piedras que tapan la luz.

Despierto,

como si fuese una caricia,

y te busco…en la orilla.

F.K.

Lujo

Cae el agua descarada derramando transparencia.

Todo un lujo enardecido por el sublime viento del Pacífico.

Cruces que defienden una fe desperdiciada de entrega. Bueno.. desnudarte cerebralmente sería un juego que trae problemas.

Ser simples como la hierba que baila en la marea.

Ciudadana del escondite que revela siempre la ausencia.

Presente inflado por una esfera.

Movimientos mínimos para el que llega.

Bailes típicos de quien celebra, un tropezón en la tinieblas.

Eléctrico el puente que nos incendia. Todo un lujo bajo una ciénaga.

Viste corbata el centinela. A duras penas relampaguea con esos ojos que quien pudiera…dejar cerrados para que sienta.

Tanta elegancia de pensamiento, que no se atreve ni a someterla.

Unas pocas manchas amarillentas van destinando tus últimas décadas.

F.K.

ADN

Abren los simulacros de la estampida

donde encuentran aquellos bordes

nada por donde avanzar.

Ardiendo se revelan, los escudos y las tiendas

disolver mareas puede, que acabe en funeral.

Nadie quiere una correa

andar libre es lo que anhelan

dicen poco y se devela

negro el viento que se va.

Al que de pronto oculta su pereza

duerme en un cantero de seda

necedades de la terca y adorada soledad.

Alguno que otro intenta, la elegancia

del que piensa, se devuelve a alguna

noche y se convierte en fractal.

F.K.

Puñado de sal

Porque hay que tener fe para poder verte,

como un fiel que ambiciona su amada libertad.

Tarda tanto la misma espera que uno se cansa sin avanzar.

Tengo miedo que te duermas

y me vaya a despertar.

Le tengo miedo a ese silencio

que rompe mi debilidad.

Veo en sueños tus ojos tiernos.

Veo algo que alivia el andar.

Si no supiera que estás deshecho

como un puñado de sal,

que más te da certeza,

que un beso desarme tu ritual.

Nadie sabe que te veo,

ni de cuando me abrazas.

Son minúsculos momentos,

felizmente huecos,

del propio puñal.

Suelto hoy este deseo,

interludio de alter ego

alas blancas y un arpegio,

música de cuentos

y un infinito vendaval.

F.K.