Recaída 

Despertar al encuentro de una extrema soledad.

Tristeza del inexplicable torrente de ilusión. 

Ningún enamorado puede ambicionar ser ignorado por el propio amor.

Duele tu cuerpo separado del mío. Una sombra circundante ocupa el sabor del olvido.

Fragmentos agitados sobre una ausencia que aún te pertenece.

Nubes sin respuestas, tormentos de una pesadilla que agrieta mis abstractas pérdidas. 

Como prueba de una realidad que asfixia no le temo a la esencia.

Los demonios de una recaída son más bien el desorden que impera.

Corro para no detenerme en la existencia. Para apresar a la locura del sentido. Para dar la espalda al profeta sombrío. 

Someto este acto al límite del ridículo. 

Declaro ante todo, la debilidad que sostiene esta verdad inmediata al hastío. 

F.K. 

Anuncios

Mañana

Cuando me di cuenta, te habías ido. De mi mundo lindo. De mi mundo perdido. 

Cerré las persianas que daban al vacío.  Llené las maletas y me puse abrigo.

La estufa apagada escupió un humo torcido.

Me senté en el borde a brindar conmigo.

Apagué las luces del vestidito que la muñeca llevaba tan bien ceñido. 

Dibujé en el aire con un breve soplido. Era tu nombre en forma de ovillo.

Despertaron los cactus al no sentir mimos. 

De a poco también enloqueció la tormentosa caja de niños.

Sólo canté mirando la arena y la espina de un palmar bailando en la escena.

Mañana no estoy en esta tierra pero tal vez hoy, tal vez no vuelva.

F. K.

En presente 

Sólo es hacia adelante que se guardan los recuerdos.  Si ni siquiera lo intento se me van escabullendo.

Siento el frío tan adentro que me aleja de tu sueño. Siento una estúpida sensación  de dejarte sin aliento.

Cuando las sombras se sienten al calor del movimiento. Se hacen trizas mis espejos y una maldicion que encierro.

Si tan sólo vieras que te veo. Más que la luna intentando ser cielo.

Bueno….que decir si ya no puedo… más que temblar frente a tu cuerpo. 

Son las luces que se apagan cuando llegan tus silencios.  Es tan tibio este regalo que me arañó en suspenso. 

Hoy me duele el frágil cuidado de un corazón sobrero.  

Hoy me duele todo eso que ha sido lo que te tuvo quieto. 

Frente al mar están los besos. Frente a todo lo que espero.  En presente es que te quiero y es que no sé…..no sé cómo te atravieso.

F. K. 

Roca infame

En los motivos que tengo se esconden tus garras.

Fisuras intensas al cuerpo que calla.

Recorren los ríos tus tibios instantes. Pienso que igualmente las rocas se mojan y se parten.

Hiere la voz que nunca se expande.  Juegan cual críos fantasmas sin sangre.

Presa buscada en la jaula de un ave. Fuerte bramido sostiene el embate.

Sed ligera. Polvo incesante. Quieres ser todo sin saber de nadie.

No dudo del plan susurra el infame.

Tan sólo sus bromas retienen el desenfrenado futuro que late.

F.K.