Bosques

En el extremo del bosque que contiene los cerezos, se depositan los subversivos versos atados que desenmascaran al ángel.

Sonido circular que rebota frente al paredón dorado del cielo que, en su tranquila inmensidad, aparta nubes fugaces.

Ruina predominante absorbe ciudades en llamas.

Ver en el trasfondo de un río cuando huyen poco a poco todas esas brisas que lo acallan.

Se crean movimientos. Algunas serenas migajas, ahuyentan hilos entretejidos de escamas.

Placer nunca más oído. Bullicio entre las sombras de las plantas.

F.K.

Anuncios