Postales

Un corazón encendido,
la mirada tranquila.


Un cielo estreñido,
una fogata furtiva.


Unos apuntes tiranos,
una chaqueta desteñida.


Un colocón insano,
muchas personas dormidas.


Pocas palabras inertes.


Algunas cositas que alivian.


Un pensamiento lejano,
un escalón en la esquina.


Un viento callejero,
se lleva las rimas.


Un sol descarado,
iluminando sonrisas.


Sin perder ese fuego.


Sin dejar las colinas.


Acariciando otros mundos.


Reposando caricias.

F.K.