Expansiva

Rincón del inocente,

intoxicado con simpleces.

Lujuria poderosa,

incestuosos displaceres.

Nos vamos en el tiempo,

arropando niñeces.

Reventando solturas,

escapando de avideces.

Codicia repentina,

instalarme en lo que enciende.

Reinventa tu cabeza,

frenéticas mudeces.

Encontrarse en algún fondo,

sublinguar deleites,

apaciguar los tonos,

lamer tus sienes.

Maridar adornos,

subestimar al tenue y denso sabor..

que recorta al manso,

y desaparece.

Ardor nocturno,

erupción del temple,

entibiar tus costras,

comer de aquello

que enloquece.

F.K.

Anuncios