Apuesta

Sólo quiero aniquilarte

con la droga

que probablemente sede mi cuerpo.

Infame inocencia tecnicolor

se pudre bajo tus llamadas continúas.

Prefiero rendirle tributo al mediodía

antes que bajarte un beso de orquídea.

Balada fría del plata y otro regalo para ti también.

Mientras vomite laberintos

iré callando lo que vi en tu dolor.

Casi me gusta inclusive trucar al

paraíso para los visitantes.

La vida se pinta arriba y abajo.

Huelo sus colores. Veo sus atajos.

Estropea su antena el rayo que acierta.

Balada marciana nombra una apuesta.

F.K.

Anuncios

A mi padre

Hoy el día se ha hecho eterno, el mismo en que tú,  estás partiendo. 

He visto estrellas y amuletos, he visto todo como un incierto.

Llevo dolor aquí en mi pecho, que no se calma, no hay consuelo.

Qué puede haber después de esto? Me ha dicho el viento….es un comienzo.

Agradecida estoy de lo que me has dado, yo soy tu hija, soy tu legado. Aquí en tu honor, escribo versos. En tu honor, haré mis sueños.

Qué más pedirle a este recuerdo, me ha dejado tu aroma impreso. Estás conmigo, en este cuerpo, llevo tu sangre como señuelo. 

Despierto al sol aquí a lo lejos, me duermo quieta así te pienso.  Te espero aquí y tú. ..ve yendo, aún tengo cosas que no he resuelto.

Cuidame siempre como lo has hecho, a mí tu luz me da un sendero.

F.K. 

Vaya loca 

Loca por creer en la verdad de tus palabras.

Por intentar sacar una sonrisa a tu reflejo.

Loca por mirarte tan profundo que veo quien eres por dentro. 

Loca por permitir tu ausencia y alejarte de los miedos. 

Loca por el abrazo extendido alrededor de tu cuello.

Loca por extrañarte sin más ni menos.

Loca porque tus manos me animan. Me hacen sentir que siento.

Loca por permanecer a tu lado aunque estés incierto.

Loca por pensar en vos mientras me duermo.

Loca por fantasear que soy el viento. Que vuelo lejos y regreso a por uno de tus besos.

Loca por intentar lo que no puedo. Aunque no sea como lo pienso. 

Loca por creer del todo en eso. Por pensar que de tan cuerda me voy muriendo.

Loca por escribirte en todos los versos. Por darte música para que bailes por no quedarnos en silencio. 

Loca porque tengo un amor tan inquieto. Por desordenar tus días con mis bocetos. 

Por lo valiente que me anima y de todo aquello que deseo.

Me muero de miedo por loca. Me vuelvo tan cuerda que me aquieto.

F. K.

En mi mente 

Quizás me muera en un instante. Ante la duda que desangra.

Bajo las costillas vacías se abultan las oscuridades perdidas.

Senderos que reaparecen bajo el sueño de la noche. Son los retornos prófugos de aquellas angustias extinguidas. 

Tu nombre acelera mi pecho.  Despierta mi brasa.  Reclama mi anhelo.

En desvelos acontece protegiendo al misterio.

Guía a los rayos hirientes hacia su propia tumba.

Puede que sea en mi mente pero mi alma arrulla. 

F.K. 

Trampa

Te dije que te quería justo antes que dejaras de hacerlo.

Mientras el rocío humedecia tu cara, yo miraba para adentro.

Aquella noche tu cuerpo me dijo algo que tú callabas.

Y aunque me negara a escucharlo, algo esfumaba mi calma.

Tanto tiempo para darte, tanto orgullo que te mata.

Los embates se establecen pero amargan la escalada.

Fueran tan sólo trances entre dejarse sin palabras. Pero el verbo que nos une se conjugò sin habla.

Que la luna no comprenda, es casi una emboscada.

Espero al cauce del río que te trajo, flechado en aquella barca.

F.K.

Muro 

Casi imperceptible, los deshechos, los cabellos.  

Su languido cuerpo. Escultura de un rostro despintado,  intentando respirar por debajo del frío invierno. 

Sombra contigua ensordece a tus espaldas. Líquidos pedazos de hielo.

Retumban las olas, rompiendo el silencio,  agotando las horas, sembrando momentos.

Quien podría rodear tus miedos? Quebrar el muro, besar tus huesos. 

F.K.

Transiciones 

Hoy he sentido su ausencia, más que cualquier dolor. Ha sido como una punzada tan fuerte, que mi alma se expandió.

Hoy he podido verle, a pesar que se escondió. Pues una nube que pasaba me ha nublado la visión. 

Temblando quedó mi cuerpo. Quedé como en transición. Fue como salir por un momento y regresar al corazón. 

No he sabido que decirle, más que hablarle de un amor. Le he contado de mis miedos, de ser feliz sin razón. 

Me ha mirado de una forma, que ha llamado mi atención. He reconocido una sombra. Aquella misma que sintió. 

Me cogió de las manos, me ha pedido perdón. Me ha recordado tanto a mí misma, que hemos llorado las dos.

Sólo hay que saber que nunca, nunca se repite la ocasión. Decirlo todo como salga a veces duele pero si puedes….intentalo. 

Todo pasa tan de prisa, que me encuentro con vos y sólo me sale decirte que perdones a mi razón. 

No hay excusas que me quepan y sueño tu abrazo en un balcón. Sueño con tus ojos sujetos a mis pupilas arrancadas de un buzón. 

No te vayas tan lejos. Al menos verte en una canción. Sé no son fáciles mis humores pero es que me sobra la pasión. 

El tiempo trae lo necesario aunque no entienda el porqué de hoy. Aunque sea tonto el motivo, aunque el orgullo te alejó. Sólo puedo escribirte para que veas simplemente que ésta soy yo.

F.K.