Postales

Un corazón encendido,
la mirada tranquila.


Un cielo estreñido,
una fogata furtiva.


Unos apuntes tiranos,
una chaqueta desteñida.


Un colocón insano,
muchas personas dormidas.


Pocas palabras inertes.


Algunas cositas que alivian.


Un pensamiento lejano,
un escalón en la esquina.


Un viento callejero,
se lleva las rimas.


Un sol descarado,
iluminando sonrisas.


Sin perder ese fuego.


Sin dejar las colinas.


Acariciando otros mundos.


Reposando caricias.

F.K.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s