Tus pieles

Es tan simple como recorrer los bordes de la sombra por donde la luz esparce sus señuelos.

En la gravedad del invicto elemento se suspenden los estados puros encarnados.

Bruma silenciosa. Placeres divinos del olvido incinerado. 

Serán las horas más espesas las que bañen de dorado tus pieles. 

Junto a todas esas volátiles miradas se juntan los bellos suspiros. 

Calma…. le dice asustada. Nadie más sabrá de tus rincones lisos.  Contemplo aún el viaje, aún… cuando ella ha huido. 

F. K. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s