La junta

Hacer frente al maldito desatino de tus alas desplegadas. Planear convencido de lo inevitable que suscribe una madeja intolerante de sin fines.

Gigantes desarmados golpean los portales en busca de que algo allí sea más que una polvareda. 

Injustamente una parte recorta una otra. Injusto destino flanqueado.

Esta vez sucede mucho en poco. Hasta aparece la sombra tapando al sol. 

Junta las bocas. Junta años. Junta golpes. Estrepitosamente salen a remendar el cielo desgastado por la lluvia celeste. 

Intercepta el drama raspando la brújula forcejeada del viento.

F. K. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s