De las bocas 

S​i el oscuro es ruin de las mentes opacas y el brillo de los ojos transparentes marcan la salida.

Dónde deben las hojas posarse tras su caída. Tras las nubes que revientan los celestes cielos impulsados por la vida.

Merecen universales promesas. Inquietudes distantes pero propias. Enlazan las tormentas más que gotas del vigor dulce de las bocas.

Inciertos encantamientos vienen tras tus brazos de terciopelo.

Caminos que bifurcan las geografías del  desvelo. 

F. K.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s