Cartas de amor I 

Hay veces que nos perdemos por no entendernos. El tiempo que no regresa como el amor que no cuidamos y nos dejamos vencer frente a las vicisitudes. Solemos imaginar que el amor nos cubre pero no hace más que destapar las heridas.

El miedo funciona de una manera que nos impide conectarnos con nuestros propios y reales deseos, lo entiendo bien porque me pasa una y otra vez.

A mí también me ocurrió algo similar a lo que contás, le dijo. Desde que me enamoré de vos las cosas fueron pasando muy rápido, tanto, que ya pasaron once meses desde que decidimos estar juntos y pareciera que pasó mucho más, todo fue muy intenso. Pero así somos nosotros.

A diferencia de lo que vos pensás, no se si te puedo enseñar algo en esta vida, no se aún que aprendí yo. Lo único que puedo asegurar es que la mejor forma de pasar la vida es en compañía de la gente que querés y amas, que te entiende y te acompaña.

Por eso me enoja y entristece tanto que no podamos conectarnos de una forma diferente, una forma en la que seamos pares, en la que los dos nos acompañemos y nos entendamos. Creo que mucho de eso tiene que ver con nuestras propias limitaciones mas allá de nuestra relación. Lo que nos pasó en la vida, nos marcó a ambos y nos automatizó en un montón de acciones que nos viven limitando para poder estar bien.

La pregunta que este último tiempo viene resonando en mi cabeza es, ¿por qué no dejar atrás el pasado, para dar lugar al deseo actual?

Hoy ese deseo tiene que ver con algo que no sale de lo que nos mostraron, que no es automático, mas bien sale de un lugar legítimo. Es mi deseo actual que nos llevemos bien, que nos acompañemos, que hagamos el esfuerzo de dejar de lado los miedos y el egoísmo para armar una relación que nos haga realmente felices a los dos.

A veces siento que si bien en el fondo pensás como yo y deseamos lo mismo, no podés aceptarlo frente a mí, porque eso te obligaría de alguna forma a dejar los miedos de lado, porque eso implicaría que durante mucho tiempo tu vida se rigió por el miedo y no por tus verdaderos deseos. ¿Qué te puedo decir? a mí me pasó eso y no me da verguenza aceptarlo. Pero hoy mas que nunca tengo claro que fue un error, que de todas formas tengo que estar concentrado día a día para no caer en lo que me sale mas fácil. A decir verdad, eso nunca me funcionó, tal vez produje soluciones parciales y momentáneas, pero nunca me funcionó. Hoy quiero otra cosa, mas bien, espero otra cosa de mí mismo.

Parte de este proceso tiene que ver claramente con vos.

Te perdono, cómo no te voy a perdonar.

Entiendo que ese cambio no es de un día para el otro, es un proceso. Lo que sí podes decidir hoy es manejarte de una manera distinta con vos y tus miedos, serte sincera y serlo conmigo.

A veces no me enoja tanto que me dejes solo sino mas bien tus reacciones. Porque entiendo realmente tus miedos, lo que me cuesta entender es que te defiendas en vez de ponerte a mi lado frente a situaciones que comprendés en el fondo que son necesarias para armar un vínculo de a dos.

La mejor manera de acompañarnos es poniéndose en el lugar del otro, entendiéndolo y amándolo como querríamos que lo hagan con nosotros.

Espero realmente que nuestro vinculo mejore, que podamos hacer lo que los dos deseamos mas allá de los miedos. que podamos estar juntos mucho tiempo, que podamos confiar en el otro, pero por sobre todas las cosas que podamos generar lo que nosotros deseamos para nuestra vida estando juntos.

F.K.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s