Bordes

Confieso que no esperaba tal sorpresa. Al menos en lo que pienso. Tal confusión desborda el borde de un recuerdo.

Más que algunas ideas vagas, alguna que otra fantasía guardada en el silencio. Algún que otro intento de romperse, trampa creativa, vacíos reincidentes en espejo.

Todo sea por empezar a ver la vida tal cual es, basta de idealismos ingenuos.

Habitando y deshabitando ese mundo que viene tan de repente.

Desespera la acción inconsciente. Dispara y arremete. Recluta algún que otro incendio. Rugiente mediodía de sol sin sombra, sin dientes.

Ríndete al propósito de estimular mis verbos. Toma la cofradía hermanada en mi pecho.

Rumbea el mar de colores estrechos. Arpía esa estrella que brilla en tu pelo.

No quiero más que envolverte en mi cuello. Podremos faltar una vez más al entierro.

¿Seguirá así de clara la hora del cuento?

Tengo delirios y ratos de encierro. Me alegro por aquel día que tuviste mis besos. Hoy desdibuja el agua, breves revuelos.

Reía el destino. Reímos aunque haya muerto.

F.K.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s