Costados

Si siento lo que siento, tan bueno que lo necesito. Naturalismo del verdadero.

El misterio del campo, de un descampado abierto y solitario, llegan los vientos que arrasan los fuegos.

Esos besos que llegan a la mitad. Visitantes incomprensibles, la sencillez del mundo.

Acontecimientos que ocurren durante toda una noche. El espíritu de algún seducido callado.

Álbum con momentos de confusión con las ganas que uno tiene de dormir.

Por la orilla hasta el jardín volaban esas mariposas perdidas. Veían todo lo que sucedía frente a sus ojos pero no llegaban a comprenderlo.

Sonrisas afectadas que se cruzan indiferentes. Colmados de sentimientos extraños, sienten ganas de bailar, de salir, de reír a carcajadas.

Guiños secretos, el cuello aún parecía rozado de aquel aire fresco. Gotas de menta penetran en esos ojos sinceros.

Hacia adelante un pasado. Hacia atrás sale la luna. Todo lo demás se confunde en una masa negra y nebulosa.

Pequeñas ondas del mar se deslizan rápidamente. Destino contrariado. Muchas palabras saborea en su boca, sin parar, para ahogar en parte la pena.

Comienza la víspera, duelen los costados. Desesperada lucha contra la naturaleza.

F.K.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s