Viceversa 

En la agonía de mi voz esos besos parlantes suenan a ecos y tu voz tan calma y desnuda se apropia demasiado pronto cuando oscurece en la habitación.

Hasta donde lleguen mis oídos he de escucharte no sin antes ponerse de pie. 

Alianza manuscrita precede a la sentencia. Perder la forma en el extremo condensando esa sonrisa aguerrida.

Muerdo y grita más que nunca. Resbala en su pecho el alma entreabierta, salida y desanudada.

Hasta dónde puede llegar ese antojo profundo y sin culpa. Nos roza el tiempo con su inmediatez de lo impudico, nos une la esquizofrenia fuerte del corazón absurdo. 

Ese algo que tira vaya uno a saber porque.  Desviste la sospecha. Podría ser un escrito tuyo o mío y viceversa.

F.K. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s