Detona-dentro

No comprendo que está pasando. Se lo dijo varias veces y cada vez más fuerte hasta golpearle el pecho en un estallido incontenible de bronca.

Enojo en puerta, dolor inmenso contenido en la rigidez de su espalda. No podía moverse ni girar la cabeza. Ver otra salida o ver alguna otra forma diferente a eso. Tanto dolor estancado.

Garganta sellada por las cuerdas dormidas. Intento sincero en una última bocanada de decirle eso que lleva dentro.

Corazón que esconde los brazos como alertando el cierre de sus días.
Nuevas jaulas encierran las grandes ruedas circulares del bosque marchito.

Hacer visible nuestra autenticidad detona lugares ancestrales que nos hablan de una prohibición, castigo, fracaso, derrota. Miedo al juicio, vergüenza de nuestra diferencia y singularidad. Miedo a hacerlo mal, o peor, miedo a no ser lo que creemos ser. Miedo a brillar.

Perdonar no implica una aceptación indiscriminada del abuso. Defraudar a algunas personas en el camino es el riesgo. No confundir límites pensando que son expresiones de desamor, agresión o violencia.

Procastinación de emociones, antesalas vacías resguardan esos antiguos juegos simbólicos.

Enredado ese brazo, tu brazo, en mi cintura, adormece de a poco.

Una luz baja enmarca nuestros cuerpos, lluvia musical, colores de verano, acentos difusos murmuran a nuestro alrededor.

No te necesito, por eso te elijo.

F.K.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s