Isso pra você

Recostado mirando el cielo buscaba rincones de amontonamiento de nubes donde suspender la mente un largo rato. Una brisa de seda despertaba su cuerpo unos instantes y volvía a un estado de reposo celestial.

Él lo miraba de lejos, con los jeans arremangados y los pies sumergidos en el agua. Masticaba un pedazo de plástico rojo y entrecerraba los ojos para resistir el sol que le pegaba de frente. Tenía la piel tostada y un proceder torpe.

Sonaba una melodía circense de fondo que provenía del carrusel un tanto ordinario cruzando la avenida.

A pesar de eso era un día calmo, un lunes en la ciudad como cualquier otro.

De repente alguien se sienta a descansar a su lado, se saca los zapatos con un quejido morboso y salpicando su ropa mete los pies hasta la rodilla en el agua cristalina. Juega con las piedras del fondo y balbucea una canción en portugués…..minha vida é isso, solo isso pra você, se você é isso entao eu …..minha vida é isso, solo isso pra você

Lo mira y esboza una sonrisa de costado. Le responde con un guiño tenso y otra sonrisa menos tímida.

Comienza a trenzar dos hilos, uno color azul, otro verde, luego uno amarillo y lo suma. La rapidez de sus manos es tal que logra verse el movimiento completo, apenas la terminación del cruce entre los tres colores. Cierra con un nudo reforzándolo varias veces y se lo entrega. Sorprendido aunque halagado lo toma y agradece dándole la mano. La sostiene contundente y con un tirón delicado lo acerca a su torso. Se tocan con sus labios ajustados pero intensos. Ríen. Le ata la pulsera a su muñeca.

Saca los pies del agua, se seca rudamente frotándolos contra el pasto y vuelve a calzarse. Se incorpora de un envión, se acerca y besa su frente.

Mientras se aleja observa su andar. Lo graba tan rápido como puede, con cantidad de detalles. Desarma su postura y se echa al suelo.

Se levanta, coge el morral y el libro. Sube a la bicicleta y va a buscarlo. Él espera con sus pies aún en remojo, recostado sobre la hierba.

Atravesado por una flecha fugaz que separa los mundos, un ratito de vida volátil que se escurre entre detalles.

F.K.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s