Ya nos vamos a salir con la nuestra

No desesperes, tomo tu palabra, “ya nos vamos a salir con la nuestra”.

Ese es el espíritu que me gusta, es el único modo de encarar las cosas, pero desde la tranquilidad y la cordura, como quien sabe hacer de la espera un regocijo anticipado de lo que llega al término de la misma.

Es parte de nuestro resultado esta espera, esta distancia, y si te amo como digo, la hago parte de esto, como cada beso, cada una de tus miradas, como cada una de tus palabras que por alegría cambio. Estoy totalmente convencido y espero que mis ánimos no suenen a soberbia, nunca lo fui desde el amor, pero tengo mucha expectativa en lo que sentimos, simplemente…

Considero que en estos últimos días, tal vez por motivos diversos, estuvimos realmente lejos. Fue la primera vez que me resultó realmente difícil que no estés; hay momentos en los que un beso y un abrazo tienen el poder de lo intransmisible desde nuestra lejanía, sentía la necesidad de brindar ese apoyo, mi amor de ese modo y se me hacía físicamente imposible de cumplir… 
Es una verdad, aunque parcial, nuestro distanciamiento, lo sé, pero también es muy cierto que estamos unidos. Siento algo muy fuerte, quizá inmanejable por mí, que me pega a vos, que me obliga a extrañarte en sueños, a apreciarte despierto en fotos que mi mente une a tu voz, a amarte en recuerdos y a llorar escondido tras una felicidad sincera. Si la distancia es una cuestión puramente física que separa dos cuerpos, tal vez la realidad no se equivoque y nos encontremos separados. Pero debería decirle que no somos dos cuerpos solamente, que una piedra no ama a otra y que a los hombres los une el amor, que tu belleza no está lejos de mi amor, que este mundo no divide los sentimientos, que la fuerza de mi amor y mi voluntad de sostenerlo puede esperar sin tregua tu reencuentro, o incluso paralizar los tiempos.

No encuentro límites para mis sentimientos y prefiero a cada rato pensar en lo fuerte que me hace tu amor y no en mis debilidades…
Para esta entrega voy a necesitarte muy cerca, pero con la destreza de entender a que llama cerca mi corazón, una cercanía que hable de tus afectos, que me cuente una y miles de veces las sensaciones que supimos encontrar juntos y que jamás pronuncie en minúsculas nuestro amor; de ese modo el hoy es una circunstancia mucho mas sencilla y abre paso a imaginar un mañana innegablemente juntos… 
Jamás creas en desintereses de mi parte, dejá de pensar con la cabeza y comenzá a usar el enorme corazón que tenés para tal fin.

Dejáte llevar por tus sentimientos y disfruta de esto, no lo sufras, es AMOR.

F.K.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s