Solo está

“Ese rectángulo de luz que ilumina tu hombro me lleva a enloquecer”.

Está apoyado contra la pared, lentamente se deja caer por inercia hasta el suelo. Se queda mirando un punto fijo al otro lado, los ojos bien abiertos, como un ente.

Algo lo trae de vuelta a la realidad, se para, va hacia el baño y entra en la ducha. Se mete bajo el agua bien fría, se pone tieso. Se contrae y se encoge. Sus músculos se ponen en tensión total….soporta.

Va hacia la cama y se sienta. Agarra su miembro fuertemente y lo estrangula. Lo suelta.

Se acuesta en posición fetal. Intenta cerrar los ojos con presión, haciendo el intento de que al abrirlos nuevamente haya desaparecido, como en un truco de magia.

Un ruido que llega desde la calle lo saca del trance. Empieza a pegarse en el pecho con diferentes intensidades. Probando su resistencia.

Se golpea tratando de hacerse daño. Hasta que termina dormido y pasmado, por efectos de las pastillas ingeridas un rato antes.

Está, sólo está.

F.K.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s