Mudar

Línea blanca interminable de la ruta de tus caprichos. Una parada a la orilla. Velocidad reducida con carteles que advierten el paso inmune de los pájaros migrando.
Pilones de madera humedecida de rocío en noches cubiertas.
Bifurcación obligada que aflige a las dudas de tu estructura.
Romance de carteleras sin novedades.
Enunciados bajo el puente en graffitis son testigos en festín.
Ruido en destrucción que baja desde la piel.
Fue la mudanza del alma.
Perdón por el ánimo de mi casa que no se puede mover.
Gracias por convocarme pero no se puede direccionar a cualquier hora.
Ni bien quede impune te escribo.
Nos seguimos viniendo.
Aún así todas las trae tarde.

F.K.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s