Anoche

Le dijo tímidamente al oído cosas hermosas. Ella dormía profundamente con los brazos como desarmados y emitió una especie de quejido al notar que se le acercaba.
No podía dejar de hacerlo. Decirle con palabras cuán bello era estar en su presencia.
Boca con boca le repetía sus balbuceos y estallaba en una risa chiquita y alterada.
Estaba amaneciendo oscuramente. Los cristales empapados del frío hacían agua al final de la ventana.
Bajo una manta toda destejida ellos coincidieron.
Crecen ante todo. Solamente  dice… mi mirada gris es lo único que no mostramos. Vengo procesando hace mucho algo que me interesa.
Bajo una hora terminamos de buscar después. Nuestro día complicado ahora es para que tomemos actitudes que no te preocupen.
Atrae sus calles sucesivos detalles de quedar así, sin saber luego dónde y cuando venimos para aquí.
Suspira. Encontramos eso.
Lo soltó.

F.K. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s